Revista Todo
amanoLa adicción es una dependencia o necesidad hacia una sustancia, actividad o relación, debido a la satisfacción que ésta causa y de la que aparentemente no podemos prescindir.

La persona adicta intenta recuperar a través de cosas o comportamientos externos, algo que ha perdido internamente y que era vital para ella. Mediante la dependencia (alcohol, droga, alimento, cigarrillo, deporte, sexo), quiere colmar este vacío, esta desesperación y esta tristeza. Al no proporcionarle lo que busca repite una y otra vez, convirtiendo ese gesto o consumo o acto en abusivo.

Las adicciones siempre son conflictos relacionados con mamá, pues ella fue nuestra primera “adicción” y la más importante en la vida. Eso a lo que somos adictos nos devuelve a ese amor, reconocimiento y protección de mamá que tuvimos y perdimos, o que nunca llegamos a tener (en tal caso la adicción suele ser más compulsiva). El resentir es: “No soy capaz de afrontar una situación”.

Las adicciones esconden algo (un “fantasma”, un secreto familiar, una experiencia vivida, etc.), evitan el contacto con esa emoción que queremos ocultar porque nos hace daño, que puede ser un sentimiento de vacío existencial, falta de amor, sentirse solo, desconexión con uno mismo, etc. Nuestra realidad nos hace sufrir y la adicción enmascara nuestro sufrimiento (nos permite huir del “fantasma”), de forma temporal para luego recrudecerlo. Para protegernos nos crea una emoción sucedánea que parece llenarnos pero que termina dependiendo solamente de la sustancia o comportamiento externo.

» Leer Más ...

Es una anomalía visual. El ojo miope tiene la vista corta. Sólo ve con claridad los objetos cercanos y percibe con dificultad los lejanos.

Su conflicto es de miedo por la espalda, miedo al futuro, desconfianza en el porvenir.

Su sentido biológico es fijar la vista en lo que se encuentra cerca y no querer ver lo que se ve lejos. Puede que el peligro se encuentre en las inmediaciones, o es probable que no queramos ver a alguien que está lejos o que ha muerto.

La persona con miopía alberga inseguridad frente al porvenir, le hace ver los acontecimientos más graves y más inquietantes de lo que son en realidad. Es como si no estuviera lista para enfrentarse a ellos. Puede ver lo que está cerca de ella, pero su visión lejana es confusa a causa de los músculos oculares contraídos y tensos. Por lo tanto, puede tratar con su realidad inmediata y su vida diaria con gran facilidad, pero le es difícil crear su propia visión del futuro y ver las posibilidades frente a ella ya que debe superar el miedo a lo que viene.

La persona miope puede tener tendencia a estar molesta e introvertida, lo cual puede resultar de experiencias de su infancia que vivió como pavorosas o abusivas (por ejemplo la mirada hostil o rabiosa de uno de los padres).

La miopía indica generalmente una subjetividad excesiva. La expresión “no ver más lejos de su nariz” describe bien esta manera de ser.

Basta con recordar aquello que temía con respecto al porvenir, en el momento de quedarse miope, para conocer su causa. Debe señalarse que muchos adolescentes se vuelven miopes durante la pubertad. Tienen miedo de crecer porque perciben el mundo de los adultos como inseguro para ellos. Por otro lado, la persona miope suele estar muy preocupada por sí misma en comparación con su interés por los demás. Le cuesta más trabajo abrirse a las ideas de los demás que a las suyas. Le falta generosidad de espíritu.

¿Qué hacer? Si tienes miopía, acepta la idea de que los acontecimientos que te asustaron en el pasado no tienen que seguir causándote miedo. Ábrete a las ideas nuevas procedentes del exterior y reconoce que no eres la misma persona de antes. Haz frente a las situaciones a medida que se presentan y deja de esperar lo peor. Es tu imaginación la que te hace tener miedo, no la realidad. Aprende a ver tu porvenir con más agrado y más alegría de vivir. Acepta también las ideas y las opiniones de los demás con alegría, aun cuando no concuerden con las tuyas.
amanoDefinición: Ampollita de color rojizo o morado que aparece en la parte externa del labio. Pueden ser individuales o en racimo. Suelen reventar y formar una costra antes de desaparecer.

Según el doctor R. G. Hamer, el virus del herpes viene a reparar las pequeñas ulceraciones de la piel que se produjeron en fase activa de un conflicto de separación para sensibilizar la piel y permitir un mayor contacto.

La boca es la puerta del aparato digestivo y de las vías respiratorias y simbólicamente es por donde acepto tomar todo lo que es necesario a mi existencia física (agua, alimento, aire,) emocional y sensorial (excitación, deseos, gustos, apetitos, necesidades, etc.). Así las dolencias de la boca son indicación de que hago muestra de cierta estrechez mental, que tengo ideas y opiniones rígidas y que tengo dificultad en tomar y tragar lo que es nuevo (pensamientos, ideas, sentimientos, emociones).

Hay una situación que no puedo “tragar”: generalmente son palabras oídas que me molestaron o hirieron o palabras que me hubiese gustado oír y que no fueron dichas. Por lo tanto quiero replicar o responder y no lo hago porque me siento incómodo en la situación o sencillamente porque la ocasión no se presenta.

El herpes labial se manifiesta habitualmente después de un estrés o de un traumatismo durante o después de un período nervioso intenso o de una enfermedad. Me revela el modo más triste e irritable en que me tomo la realidad cotidiana.

Las úlceras pueden indicarme que vivo una pena emocional y mental (porque están implicados el tejido blando y los fluidos), que vivo un tipo de erupción o un gran dolor interior. Ya que beso con los labios a las personas amadas (cónyuge, hijos, padres, etc.), el herpes labial me indica que puede que viva una situación en la cual hay una separación de una persona que solía besar. El contacto al nivel de la piel de los labios ha sido quitado por algún motivo y se manifiesta el herpes.

Es posible que me encuentre rumiando en mi mente una situación desagradable desde hace mucho tiempo o que tenga verdaderamente necesidad de recuperar mi total libertad diciendo lo que he de decir, incluso si esto corre el riesgo de disgustarme, o por el contrario, puedo estar enfadado conmigo por haber dicho palabras ofensivas.

» Leer Más ...

amanoEs una disminución de la densidad del tejido óseo que presenta porosidades, y tiene como consecuencia una fragilidad exagerada de los huesos.

En realidad se trata de un conflicto de desvalorización profunda y sensación de falta de apoyo.

Esta patología es más frecuente en mujeres (35%), aunque también puede afectar a los hombres (20%).

Y ¿Por qué la osteoporosis se manifiesta con más frecuencia cuando llega la menopausia? Los médicos dicen que con la menopausia, hay un cambio hormonal, que hay una falta de calcio. Pero ¡Atención! En ningún caso se puede corregir con el aporte de más calcio, pues no se trata de una pérdida de este mineral, el hueso tiene menos trama ósea pero la que tiene, contiene la cantidad correcta de calcio, y estamos aportando más cantidad de calcio al cuerpo de la que necesita, con las consecuencias negativas que ello conlleva.

La prueba está en que los prehistóricos no tenían osteoporosis porque aceptaban lo natural, y además las mujeres de las tribus más aisladas del mundo no conocen esta enfermedad, a pesar de no beber leche en muchos lugares, y de pasarse su vida fértil embarazadas y lactantes, porque su cultura veneran a los mayores, es decir, se “revalorizan”.

Hay muchas personas muy mayores sin osteoporosis, que se pasan activas todo el día, porque han vivido normal su vida de infancia, su juventud, su vida de madres y cuando llegan a la menopausia, viven con normalidad su vida de abuelas.

» Leer Más ...

amanoEsta glándula de pequeñas dimensiones que segrega un líquido que se mezcla con el esperma es específicamente masculina y está relacionada con el funcionamiento sexual en los hombres.

Está vinculada a la sensación, sea el de la propia potencia y capacidad sexual, sea el del hombre como ser social frente a la vida.

También se relaciona con la paternidad, es decir, con la imagen que tenemos como hombre y como padre. El equivalente en la mujer es el cuerpo del útero.

Los problemas de la próstata son muchos más frecuentes después de los 50 años y afectan principalmente a los hombres que han sido muy activos o han desarrollado una relación de dominio en la vida.

Los más comunes son la inflamación (prostatitis), los tumores benignos (adenoma) y el cáncer.

Conflictos principales que pueden afectar a la próstata:

A) Conflicto de no encontrarse dentro de la “norma sexual”. (Puede referirse a otros miembros de la familia, hijos, nietos, sobrinos, etc.).

“Quiero hacer el acto sexual, pero no puedo”.

“No voy a ser capaz, no puedo satisfacerla”.

Conflicto sexual sucio.

B) Conflicto por situaciones dramáticas con los hijos, nietos u otras personas del entorno cercano, como consecuencia de muerte, accidente, divorcio, enfermedad, violación, pelea, infidelidad, etc.

El cáncer de próstata puede manifestarse como consecuencia de un fracaso profesional grave o tras la jubilación, especialmente para quienes viven su profesión de manera apasionada y para quienes el trabajo es lo único que da sentido a su vida.

» Leer Más ...

«Anterior | 1 | 2 | 3 | 4 | Siguiente»