Revista Todo
amanoLa garganta representa la expresión del lenguaje verbal y no verbal, la creatividad.

Es la expresión de nuestra capacidad de «defendernos» verbalmente, de pedir lo que queremos, de decir «yo soy».

Cuando tenemos problemas con ella, eso significa generalmente que no nos sentimos con derecho a hacer esas cosas, nos sentimos inadecuados para hacernos valer, existe una realidad que no queremos asimilar, represión de odio e ira, no decimos lo que de veras queremos decir, existen sentimientos que no expresamos.

El dolor o irritación de garganta es siempre enfado, pero al mismo tiempo es una represión de ese enfado, de sentirse incapaz de expresarse, es una rabia reprimida y tragada.

Si el dolor se presenta acompañado de una dificultad para respirar, es una indicación de que le cuesta trabajo aspirar la vida.

Si le impide hablar, se referirá a la laringitis, señal de que existe represión en la expresión de las emociones.

Si se cierra, esta persona se siente agarrada por el cuello, forzada a hacer o decir algo por otra persona. Se siente bajo presión.

Si duele cuando la persona traga, se plantea la pregunta: “¿A quién o qué me cuesta trabajo tragar en este momento? ¿Qué «píldora» no me trago?”.

Si existe un nudo en la garganta, puede representar cierto miedo, desconfianza del proceso de la vida.

Si te sientes agarrado por el cuello, date cuenta de que sólo es una percepción tuya. Nadie quiere tenerte así; sólo tú puedes dejarte agarrar.

Con mi garganta, trago la realidad, ahí es donde tomo la vida por la respiración, el agua y el alimento. Es el puente en doble dirección entre la cabeza y el cuerpo, el espíritu y el físico.

» Leer Más ...

Es una acumulación de líquido en los espacios intercelulares.

Los túbulos colectores del riñón, que forman el tejido mas antiguo de los riñones, corresponden a conflictos biológicos que se relacionan atrás con la época en que nuestros ancestros distantes, todavía vivían en el océano y que el ser lanzados a la orilla representaba una grave situación que amenazaba su vida. Ante esto, el ser vivo intenta retener toda el agua posible. Es en este momento en que los canales colectores de los riñones se bloquean para impedir la salida del más mínimo líquido, ya que todo es necesario para la supervivencia, y puede sufrir un shock como un conflicto de lucha por la supervivencia.

Para el ser humano actual, como ya he comentado otras veces, nuestro cerebro no distingue entre algo real, imaginado o simbólico, cualquier conflicto emocional que conlleve un conflicto de lucha por la supervivencia, o cualquiera de los que detallo en este artículo, puede desencadenar una retención de líquidos.

Igualmente puede manifiestar un estado de miedo e inseguridad en la relación con la vida. “Necesito amor, pero no me fío de nadie y sólo cuento conmigo mismo”. Es como una “barrera” que el individuo pone frente a su entorno, que le parece peligroso.

Se trata de personas que tienen muy arraigados los hábitos familiares, que se preocupan por la perfección, que tienden a asegurarse en exceso de la cosas y que tienen mucho miedo a ser juzgados.
En algunos casos la retención de líquido se manifiesta después de la desaparición de un miembro familiar el cuál era su principal apoyo. Cuando faltan referentes es necesario retener líquido.
Si la retención se sitúa en los tobillos o en los pies, es porque la persona se encuentra en una situación en la que no sabe qué decidir, duda qué actitud adoptar ante la falta de claridad en las posturas tomadas por los demás.

Otros conflictos: conflicto del refugiado o inmigrante (tener que dejar nuestra casa, amigos, familia), conflicto de derrumbe de la existencia (nuestra vida está en juego), conflicto de hospitalización, conflicto de la pérdida de los medios de subsistencia, conflicto de quedar abandonado (sentirse aislado, excluido y dejado atrás).

Vivencia emocional: “es demasiado para mí”, “para qué seguir viviendo si …”, miedo a lo desconocido, “no soy nadie”.

Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual: Reflexionar y tomar consciencia de ¿Qué es lo que me molesta? ¿De quién me estoy protegiendo? ¿De qué o quién no quiero desprenderme? ¿Qué tengo miedo de perder?
amanoLa psoriasis consiste en una superproducción de células cutáneas, creando un amontonamiento de células muertas, una piel más espesa, placas rojas gruesas o en gotas y que están cubiertas de fragmentos de sustancias córneas blanquinosas. Si tienes psoriasis, estás entre los 2% de la población del mundo que padece esta enfermedad.

Desde el punto de vista de la BioNeuroEmoción, en el caso de la psoriasis, hay dos conflictos simultáneos de separación: uno en fase de curación (que causa el enrojecimiento e inflamación o parches rojos) y otro en el mismo sitio, en fase activa (que causa la descamación). Los dos conflictos diferentes de separación afectan la misma o las mismas partes del cuerpo. La razón por la que remiten, es que la persona entra y sale contínuamente del conflicto: cuando activa el conflicto, remite la inflamación y cuando lo resuelve, la inflamación regresa, con las pistas sensoriales asociadas al conflicto emocional. Mas concretamente, siempre observamos una ambivalencia entre querer y no querer separarse.

La piel se vuelve como una coraza, tu cuerpo se defiende protegiéndose. Detrás de toda defensa hay miedo a ser heridos. Cuanto más robusta la coraza, más sensibilidad y más miedo escondidos.

También, sueles ser hipersensible y tienes una gran necesidad de amor y cariño que no está colmada, recordándote quizás otro período difícil de tu vida. En ese momento, tienes probablemente un gran sentimiento de abandono o de estar separado/a de alguien o de algo que querías mucho.

En la naturaleza un conflicto de pérdida de contacto es generalmente mortal, es por tanto un conflicto ¡muy importante!, ya que, ante todo, somos seres biológicos.

» Leer Más ...

La fibromialgia es la enfermedad de las fibras familiares, ya que:
Fibras: son las fibras familiares, los agarres problemáticos, las obligaciones familiares que me atan a mi padre, hermano, abuelo… y si intento marcharme me tira y me duele el músculo, el ligamento, el tendón, la cápsula, etc.
Mio: Tiene relación con el músculo y la impotencia derivada de tener que someterse a situaciones y estar impotente ante ellas.
Algia: Es el dolor psíquico que se materializa en dolor físico. Es importante en esta patología el concepto de doble obligación o doble apremio, pues estas personas se encuentran muchas veces en un doble compromiso familiar, manteniendo su fidelidad a la familia que por otro lado les molesta.

La frase que lo puede resumir es ”si me muevo a un lado no estoy bien, si me muevo hacia el otro tampoco estoy bien, por lo tanto no me muevo”. Es una patología cuya finalidad es pararnos, que dejemos de movernos. Como no estamos a gusto en ninguna dirección el inconsciente nos proporciona síntomas incapacitantes para que no tengamos que elegir entre dos caminos que nos disgustan, si no podemos movernos no tendremos que elegir.

Hay cuatro conflictos de base:
De dirección: La dirección que estoy tomando en mi vida no me satisface. En este caso afecta a las glándulas suprarrenales dejándonos quietos.
Desvalorización: Con lo que hago o dejo de hacer. La dirección que llevo no me satisface.
Contacto impuesto: Tener que asumir, hacer o estar, con una persona o situación determinada.
Miedo a la muerte: No es a la muerte física, sino la de mi identidad. También puede haber un sentir de no pertenecer a la familia o que la familia no haga lo que tú quieras, la creencia es que necesita complacer a todos para poder existir.
Son personas excesivamente responsables y serviciales que buscan satisfacer a todo el mundo menos a ellas mismas, se desviven por los demás y si los demás no hacen lo mismo se sienten defraudadas y se enfadan.

Recordemos que la familia puede ser real o simbólica, ya que el cerebro humano entiende la información que nos rodea de forma real (hermanos, padres, hijos, etc.), o de forma simbólica (hermandad de algún tipo, compañeros de trabajo si para la persona es como su familia, amigos en el caso de los adolescentes, etc.).

Trabajar el tema de la doble obligación es muy importante para recuperar la normalidad, ya que si voy en una dirección, una parte de mí está contenta y la otra no lo está, así que vuelvo a mi lugar. Si voy hacia la otra situación, una parte de mí está contenta y la otra no, así que me quedo siempre en el mismo sitio.

En la doble obligación los tensores tiran de los dos lados y el estrés de estar cogido entre dos informaciones contradictorias, se convierte en un estado de impotencia en las ataduras familiares y de repente hacen mucho daño psíquico. Así que la proporción del dolor físico va a acercarse a la proporción del dolor psíquico. Las personas quieren resolver las dos problemáticas al mismo tiempo y esto no es posible.

» Leer Más ...

amano¡DEMOSTRADO CIENTÍFICAMENTE!

“Por más de 40 años hemos asumido que los cambios en el ADN que afectan al código genético únicamente afectan a cómo se hacen las proteínas” dijo el autor principal John Stamatoyannopoulos, Universidad de Washington, profesor asociado de ciencias del genoma y de la medicina.

“Ahora sabemos que en este supuesto básico acerca de la lectura del genoma humano se perdió la mitad de la película”, afirmó.

“Muchos cambios en el ADN que aparecen para alterar las secuencias de proteínas pueden causar realmente la enfermedad, mediante la interrupción de programas de control del gen o incluso ambos mecanismos simultáneamente”

El biofísico ruso y biólogo molecular Pjotr Garjajev y sus colaboradores exploraron el comportamiento vibratorio del ADN. La conclusión fue: “… cromosomas vivos funcionan como computadoras solitónico / holográficas usando la radiación láser endógena del ADN”, esto significa que se puede cambiar patrones de frecuencia vibratoria del ADN, y por consiguiente la información de la misma.

Esto finalmente y científicamente explica por qué las afirmaciones, el entrenamiento autógeno, la hipnosis, terapias energéticas y similares pueden tener tales fuertes efectos en los seres humanos y sus cuerpos.

Es totalmente normal y natural para nuestro ADN reaccionar a la frecuencia vibratoria de nuestro entorno, este hecho es lo que nos ha permitido adaptarnos constantemente y sobrevivir hasta nuestros días.

Cada vez que tenemos un pensamiento, enviamos vibraciones específicas sobre aquel pensamiento. Si un pensamiento nos hace sentir bien, si se trata de un pensamiento “positivo”, estamos vibrando en una frecuencia más alta. Si un pensamiento nos hace sentir mal, es uno “negativo”, es que vibra en una frecuencia más baja. Así que “Te odio” tiene una frecuencia mucho más baja que “te amo”, por ejemplo.

» Leer Más ...

«Anterior | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | Siguiente»