Revista Todo
amanoEl Sevilla FC logró el pasado 15 de octubre terminar con una racha de casi temporada y media sin ganar fuera de casa en la Liga.

La última victoria a domicilio del conjunto andaluz en la competición doméstica era de la última jornada de la temporada 2014/15, cuando se llevaron los tres puntos de La Rosaleda al vencer 2-3 al Málaga CF con goles de Reyes, Banega y Vidal. Aquel 23 de mayo ningún sevillista pensó en la racha negativa que le venía por delante: ¡511 días sin ganar fuera de casa!

Durante la temporada pasada, 0 fueron los triunfos del Sevilla lejos del Sánchez Pizjuán, aunque también tiene mérito que sin victorias como visitantes lograran terminar en puestos europeos. La verdad es que a pesar de no ganar fuera de casa, apenas sufrió una derrota por más de dos goles, que fue el 4-0 que le endosó el Real Madrid en el estadio Santiago Bernabéu.

De los 18 partidos que jugó a domicilio, logró empatar 9, por lo que sólo en otros 9 choques volvió a la capital andaluza con 0 puntos. Además, tan sólo en 7 partidos se quedó el club hispalense sin marcar gol, por lo que significa que hacían buenos partidos pero la fortuna no estaba de su lado.

Esta negativa racha finalizó el pasado 15 de octubre tras vencer 2-3 en Butarque al Leganés. A pesar de poner una ventaja de dos goles en el marcador, el Sevilla tuvo que sufrir para hacerse con la victoria tras empatarle el conjunto pepinero en apenas cinco minutos. Un golazo de Sarabia declinó la balanza hacia el cuadro dirigido por Sampaoli.

Los sevillistas esperan ahora que no se repita esta racha, ya que con el gran inicio liguero, no sumar puntos fuera de casa supondría hacer volar el sueño de arrebatar el titulo al vigente campeón.


amanoEl Valencia CF ha sido el primer equipo de LaLiga Santander en destituir a su entrenador esta temporada. Un pleno de derrotas ha causado que la directiva ché decida que Pako Ayestarán no continúe dirigiendo al conjunto valenciano.

El curso 2016/17 arrancó para el Valencia con una inesperada derrota ante Las Palmas. A pesar de que fueron quienes abrieron la lata del partido, los canarios le dieron la vuelta al marcador e hicieron que los valencianistas no pudieran iniciar su casillero de puntos. En la segunda jornada, a los de Pako Ayestarán les tocaba viajar a Ipurúa. Aunque el favorito para llevarse los tres puntos era el equipo visitante, el Eibar dio la sorpresa y se impuso con un gol de Pedro León. La campaña no podía ir peor para los chés, y ya sondeaban la zona de descenso.

La tercera fecha medía al Valencia y al Betis. Aunque los blanquinegros lograron empatar los dos tantos iniciales del cuadro bético, el equipo dirigido por Gustavo Poyet consiguió anotar el tanto que hizo que la victoria fuese para el club de la capital andaluza. En el cuarto, y último choque del Valencia con Ayestarán de entrenador, los chés cayeron derrotados contra el Athletic Club. Con el equipo de la capital del Turia en la última posición de la tabla con cero puntos, la directiva decidió poner punto y final al contrato de Pako Ayestarán.

Sin el técnico guipuzcoano en el banquillo, los valencianistas han comenzado a escalar puestos en la clasificación con dos victorias consecutivas. En ambos casos, tanto frente al Alavés como frente al Leganés, el triunfo fue con un marcador de dos a uno. Gran trabajo de Voro durante los tres partidos en los que no había entrenador, dónde sólo no le ha logrado ganar a uno de los aspirantes al título, el Atlético de Madrid.

Tras el parón de selecciones, los mandos de la nave valencianista los llevará Prandelli, el cual deberá devolver la alegría a la afición del Valencia CF.



amanoEl pasado 14 de septiembre arrancaba el gran reto de la temporada para el Real Madrid. Tras alzar el trofeo de la Champions League la pasada temporada, los de Zinedine Zidane buscarán ser el primer equipo en ganar dos veces seguidas la máxima competición continental en su actual formato.

A lo largo de los años, el equipo blanco es el único que puede presumir de haber levantando la Copa de Europa en cinco ediciones consecutivas, pero el reto que todo campeón quiere superar en la actualidad es el de hacerse con la segunda UEFA Champions League consecutiva.

En los últimos años, los mejores equipos de Europa han ganado la competición: FC Barcelona, Bayern de Múnich, Chelsea, Manchester United, e incluso el propio Real Madrid, y a pesar de haber contado con las mejores plantillas del mundo, e incluso en algunos casos de su propia historia, nadie ha sido capaz de reinar dos temporadas consecutivas.

Si nos fijamos por ejemplo en los dos últimos campeones del torneo, podemos ver como el Real Madrid no logró este hito histórico tras caer en semifinales contra la Juventus, y como el FC Barcelona no consiguió uno de los pocos retos que le quedan por lograr tras ser eliminados en cuartos de final por el Atlético de Madrid.

En cuanto al actual defensor del título, el Real Madrid posee casi la misma plantilla que le dio la victoria en la final del pasado mes de mayo. A excepción de las salidas de Arbeloa y Jesé, y las llegadas de Asensio y Morata, el actual campeón europeo puede presumir de tener la misma columna vertebral de la plantilla que le hizo por undécima vez campeón de la máxima competición europea.

El reto más difícil ya está en marcha, y si el Real Madrid es el rey de Europa, no puede haber un reto que le guste más que este. Cardiff espera un nuevo campeón en junio de 2017, y solo el Real Madrid puede lograr esta misión (im)posible.


Vicente Del Bosque ha dejado el cargo de seleccionador español tras varios años en los que nos ha dado las mayores alegrías, pero que también nos ha dejado algún que otro fracaso. Tras el paso por el banquillo español de Vicente Del Bosque, la federación decidió que su sustituto fuese Julen Lopetegui, el cual debutó con el combinado nacional con una victoria por 0-2 frente a Bélgica.

Vicente Del Bosque llegó a la selección supliendo a Luis Aragonés, quien nos había hecho campeones de Europa en 2008. Mucha era la gente que dudaba del nuevo seleccionador, y estas críticas aumentaron tras perder el primer partido de una gran competición, en este caso, el Mundial 2010. Como todos los españoles recordamos, esta cita acabó con final feliz, ya que seis partidos después del primer tropiezo, Casillas estaba levantando el trofeo que acreditaba a España como campeona del mundo. La gran mayoría de personas que no creían que se fuera a dar esa situación venía precedido de que el año anterior no se había logrado ganar la Copa Confederaciones tras caer eliminados por Estados Unidos a pesar de tener una enorme cifra de victorias consecutivas.

El día después de aquel magnífico 11 de julio de 2010, Vicente Del Bosque compartía todos los elogios con los dos héroes de Johannesburgo, Iker Casillas con su parada a Robben y Andrés Iniesta con su gol en el minuto 116. Lo bueno para el país, es que esto no acababa aquí. Llegaba la Eurocopa 2012 y los actuales campeones de Europa y del mundo partían como favoritos. De nuevo, empezar la competición sin conseguir el triunfo hacía que la prensa española se cebara con Vicente Del Bosque. Al igual que un par de años antes, el míster volvería a cerrar muchas bocas.

Con una histórica final endosándole un 4-0 a Italia, la selección española levantaba su segunda Eurocopa consecutiva y cerraba esa triple corona que nadie había conseguido antes. Con toda la ilusión del mundo, una parte de los españoles veían posible conseguir el segundo Mundial consecutivo. El chasco fue enorme cuando tras dos partidos ya estábamos eliminados. Las derrotas ante Holanda y Chile hicieron que el actual campeón tuviera que hacer las maletas a pesar de ganar el tercer partido a Australia. Ahí sí se centraron todas las críticas sobre la figura del seleccionador. Que si Casillas ya no estaba para ser titular, que no debía haber llevado a Costa, etcétera…

El último gran torneo con Vicente Del Bosque a los mandos de “la Roja” fue la Eurocopa 2016. A pesar de dejar muy buenas sensaciones en las victorias contra República Checa y Turquía, un gol en los últimos minutos de Croacia hizo que España pasara como segunda de grupo y fuera por la parte del cuadro donde estaban las selecciones más fuertes. La derrota en octavos de final por 2-0 frente a Italia puso el punto y final a la Eurocopa por parte de la selección española.

También fue el punto y final para Vicente Del Bosque, que a pesar de todas las críticas siempre ha dado la cara, y a pesar de que muchos dijeran que el mérito del Mundial 2010 y la Eurocopa 2012 fueran gracias a Aragonés por formar la estructura de la selección, Vicente Del Bosque es el que ha estado ahí manteniendo a los que él ha considerado que debían estar, y por todo ello, gracias Vicente.

Fotografía: es.wikipedia.org
amanoAndrés Jiménez: ¿Qué recuerdos tienes de tus primeras patadas a un balón?
Emilio Guerra: Recuerdo que con 5-6 años, mi hermano gemelo, Javi, y yo estábamos todo el tiempo jugando en cualquier sitio y no parábamos de inventar distintas formas de jugar al fútbol para no aburrirnos, sin separarnos en todo el día.

AJ: De niño, ¿acudías habitualmente al estadio Vivar Téllez para ver los partidos del Vélez CF?
EG: Sí, íbamos con mi padre. Para nosotros el Vélez lo veíamos como si fuera el equipo más grande al que se podía llegar siendo futbolista. Era lo máximo que conocíamos en aquella época y nos impresionaba mucho ver al Vivar Téllez lleno.

AJ: Siendo aún un adolescente decidiste probar suerte en Cataluña, ¿Cómo recuerdas aquella etapa?
EG: Cuando salimos del Málaga con 17 años fue un paso difícil para nosotros. Te marchabas de casa sin saber lo que te podías encontrar, pero creo que fue una decisión correcta porque como personas y futbolistas esa experiencia nos enriqueció. Convivir con muchos jugadores en una residencia, el día a día pensando en algún día ser profesional… Fue duro, pero a la vez crecimos y maduramos de golpe y disfrutamos muchísimo juntos haciendo lo que más nos gusta. Después nos separamos y hubo unos años en los que parecía imposible que me asentara en un club. En poco tiempo jugué en Villassar, Figueres, Palamós, Reus, Sabadell...

AJ: Has jugado en varios filiales: Zaragoza, FC Barcelona, Atlético de Madrid. ¿En cuál te sentiste realmente con opciones de tener ficha del primer equipo?
EG: Claramente, donde tuve más opciones de debutar en el primer equipo, fue en Zaragoza. Hice muchos goles en el filial (42) y entrenaba a diario con el primer equipo. Las cosas me salieron muy bien, solo que por unas normas que para mi son incomprensibles no podía jugar en primera división. Pero bueno, había que aguantarse y resignarse. Al final de temporada me dieron la opción de hacer pretemporada y decidí firmar por el Barça B.

» Leer Más ...

«Anterior | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | Siguiente»