Revista Todo
Un tenebroso hospital mental del siglo XIX. Ese es el escenario con el que vuelve a Málaga el Circo de los Horrores en un nuevo espectáculo.

En el recinto ferial, más de cuarenta personas se subirán al escenario en una inquietante mezcla de teatro, circo y cabaret no exenta de polémica. Algunos colectivos ya han alzado la voz en contra de este montaje titulado 'Manicomio' por considerar que ofrece una imagen "cruel e injusta sobre las personas que tienen una enfermedad mental y los convierte en objeto de burla". Bajo el lema 'La enfermedad mental no es un circo', centenares de familiares se manifestaban hace unos días en Sevilla, última escala del show. En Málaga, ya se han empezado a ver también algunas pintadas sobre los carteles promocionales.

El director del montaje, Suso Silva, negaba totalmente cualquier intención. De hecho, el propio dossier del show ya avisa de que se trata de una "historia ficticia alejada de la realidad". "Las personas con enfermedad mental son personas corrientes con un proyecto de vida como cualquier persona". En este sentido, la compañía "manifiesta su rechazo ante cualquier estigmatización de este tipo de enfermedades y quienes las padecen".

"Sentimos que alguien se pueda ofender, pero en ningún momento tratamos el tema de forma banal. Esto es un espectáculo de ficción, puro y llano circo", advertía esta mañana Suso Silva durante la presentación de esta nueva propuesta que se dirige a un público "ávido de nuevas experiencias" y que incluye nuevos números con el fin de sorprender, a la vez que aterrorizar y divertir, al espectador, envolviéndolo en un show muy interactivo. Enfermos con camisas de fuerza o enfermeras sexys saltan a las gradas en constante diálogo con el público en una atmósfera siniestra por la que van desfilando desde acróbatas hasta ilusionistas, malabaristas, equilibristas e incluso payasos.

Quien quiera internarse en el 'manicomio' durante las dos horas que dura el espectáculo.
El presidente de la Conferencia Episcopal Española y cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, ha asegurado hoy que el Estado no es el dueño de la escuela y que "estatalizar la escuela va en contra de los derechos fundamentales de la persona y de las familias".

Al intervenir en el IV Foro COPE en Málaga Rouco se ha referido a este asunto, sobre el que ha profundizado en una entrevista con medios de comunicación del Obispado malagueño en la que ha destacado que "lo lógico en un Estado libre y democrático de derecho es que se facilite, se abra la posibilidad de la escuela concertada".

También ha añadido que eso "es lo lógico dentro del régimen constitucional español".

Se refería así a la posibilidad de provisionalidad de los conciertos educativos con escuelas de titularidad de la Iglesia y ha aludido al derecho de los padres a elegir el centro que quieren para la educación de sus hijos como "un derecho constitucional fijado, determinado y cuyos fundamentos son de naturaleza ética y moral".

» Leer Más ...

«Anterior | 1 | 2 | 3 | ...| 17 | 18 | 19 |