Revista Todo
La Parroquia de Stª. María y S. Juan de Vélez- Málaga
contesta a la REVISTA DIÓCESIS DE MÁLAGA

Explicadme cómo es la celebración de Pascua de Resurrección en vuestras parroquias, ya sea la Vigilia Pascual o el Domingo de Resurrección. Y las peculiaridades en cada una de las parroquias que lleváis.

La celebración comienza con el ritual del fuego en la plaza de la Constitución; los jóvenes organizan este rito del fuego en un brasero y a continuación en la hoguera quemamos algunos escritos significando nuestros pecados. Se inicia la procesión con el Cirio Pascual y toda la Comunidad acompaña a Cristo Luz del Mundo con una velita encendida y cantando: Yo soy la luz del Mundo…El sacerdote entona el Pregón Pascual. La Iglesia está decorada con flores en blanco y manteles especiales para este día. La celebración continua con la Eucaristía. Solemos repartir una postal-recordatorio con una pequeña oración que confecciona el artista Claudio López. Al final de la Celebración hacemos un brindis con toda la Comunidad. El Domingo por la tarde acompañaremos en procesión la Imagen de Cristo Resucitado por las calles de Vélez Málaga.

2. ¿Qué signos de esperanza veis en vuestro pueblo, entre vuestros feligreses?

• La Obra Social de la unidad parroquial de Sta. María y S. Juan Bautista, junto con la Agrupación de Cofradías y el Voluntariado que lucha contra la exclusión y la pobreza es un signo de esperanza en nuestra localidad. Un proyecto que atiende a más de 700 familias de nuestro municipio; una acompañamiento directo, cercano y fraterno que está ayudando a suavizar la dureza de esta crisis.

• Otro signo de esperanza es el grupo de Oración de cada jueves que se reúne en torno a la Exposición de Santísimo; en Él encontramos serenidad, respuestas y motivos para seguir amando y sirviendo a la Iglesia con gratuidad y dedicación.

• Otro signo de esperanza es el Voluntariado Parroquial Existen personas totalmente entregados a la Parroquia y convierten a este lugar sagrado en una casa de encuentro, de formación, de reunión, de compromiso y de vida. Los sacerdotes sin un grupo de voluntarios no haríamos gran cosa.





» Leer Más ...

Recuerdo en mi adolescencia los paseos dominicales por las calles empedradas de Ronda y las sentadas que hacíamos en las plazoletas y especialmente en la Alameda del Tajo. El acompañamiento de alguna guitarra nunca faltaba y nos ayudaba a entonar canciones que aprendimos en el colegio, en el coro y a través de los grupos musicales que estaban en aquel momento de moda. En el contexto de las fuentes de agua, de las aves que anidaban en la arboleda frondosa y del cielo azulado o grisáceo según fuera un tiempo u otro, aquel lugar podría ser el escenario ideal de un auténtico video clip que sólo quedará grabado en el recuerdo de este peculiar grupo de jóvenes al que evoco al transcribir estas anécdotas inolvidables.

Cantábamos canciones de estilo meditativo y también cantábamos en broma, la cuestión era compartir los gozos y las esperanzas de los hombres y mujeres de entonces. Cantos reflexivos, pausados y cantos con ritmo, atrevimiento y denuncias. La cuestión era expresarse y compartir. ¡Cómo compartíamos con tan pocos medios! ¡Qué lejos estaba nuestra mente de los grandes almacenes y del poder adquisitivo de los euros tan metidos en las entrañas y en los pensamientos de hoy! Una cartera vacía de money money, pero una caja entera llena de sorpresas, de creatividad, de ingenio y de mil aventuras que acontecían en el transcurso de los periodos primaverales y otoñales. La compañía y el ingrediente diario de este gran grupo era la Alegría, si duda alguna. Nos reíamos de todo, sanamente. Las carcajadas y los llantos de risa a veces duraban horas y horas, hasta dolernos el costado de no parar de reír. Chistes, anécdotas, representaciones, imitaciones, disfraces y cuentos brotaban por doquier.

Siempre nos buscábamos los unos a los otros. El grupo crecía y siempre tenía su puerta abierta. Éramos un grupo admirado por todos, niños y niñas, emprendiendo el camino de la búsqueda la juventud. Juventud sana que tuvimos la suerte de crecer en este grupo de la Parroquia de Ntro. Padre Jesús en Ronda muy unido al Colegio de la Inmaculada y san José de la Montaña.

» Leer Más ...

“Aunque camine por cañadas oscuras, nada temo porque tú vas conmigo…” nos dice el salmo 22 en la Sagrada Biblia, al que denominamos como el salmo del Buen Pastor. ¡Qué gran pastor ha acompañado el peregrinaje de nuestros veleños en el verano pasado en el Camino de Santiago, Año Compostelano!

La Diócesis de Málaga unida a todas las diócesis de España desde su Delegación de Juventud nos ha animado a la Peregrinación a Santiago, como preámbulo de las Jornadas Mundiales de la Juventud con S.S. El Papa Bendicto XVI en el próximo agosto en Madrid. Jóvenes del mundo entero se encontrarán con el Papa y todos nuestros jóvenes malagueños pertenecientes a nuestras Parroquias, Institutos y Colegios, nuestras Hermandades y Cofradías y otros Movimientos Apostólicos, todos nos dirigiremos a esta cita en Madrid.

La experiencia preparatoria ha acontecido en el Camino de Santiago, entre los días 30 de julio al 8 de agosto del 2010. Todo un año preparando este Camino y organizando el equipaje, ligero pero eficaz. Reuniones en Málaga. Catequesis y reflexiones por sectores y parroquias que nos hagan sentir un mismo espíritu y una misma fe, en comunión con toda nuestra Diócesis de Málaga. Informaciones, actividades para recaudar fondos, cuotas personales y grupales, animación a todos nuestros grupos juveniles y acompañamiento directo e indirecto de toda la Comunidad Parroquial que ha vivido este caminar.

La Comunidad parroquial desde su oración comunitaria de cada jueves repetía en su interior: ¡Caminad con Cristo! ¡Tras sus huellas, y tras sus pasos, buscad metas mayores!

El esfuerzo, el sacrificio, la superación nos hará crecer a todos nosotros a distintos niveles y en líneas transversales…tu dimensión humana se fortalecerá, tu dimensión comunitaria y social te abrirá nuevos horizontes, tu dimensión formativa, reflexiva y orante hará que te encuentres contigo mismo, la dimensión religiosa te abrirá a la sabiduría divina por medio de la Palabra de Dios, y de los Sacramentos que celebrarás: la Eucaristía y la Penitencia.

» Leer Más ...

Una mañana bien temprano llegue a la Parroquia para encontrarme con Jesucristo a través de la Oración personal en la capilla del Sagrario. Al encender los interruptores de la luz, observe a los pies del Sagrario una ramita de almendro en flor.

¡Qué belleza! ¡Qué adorno! ¡Qué expresión más visible de lo que es realmente bello! Y pensé en voz alta: ¡Señor, eso te basta! ¿Verdad? No hacen falta más jarrones, ni más docenas de flores, ni más adornos y decoros para expresar la belleza y el respeto hacia lo más sagrado, que eres Tú.

Esa postal que encontré aquella mañana me hizo pensar en la elegancia, en la discreción y en la sencillez que deben de tener tus cosas Señor, en contraposición al estilo barroco que hay dentro de nosotros; recargamos los altares, los masificamos de enseres, cuantificamos floreros, macetas y candeleros. Aquí solo había una ramita de almendro.

Sigo pensando en muchos momentos, en medio de mis muchas contradicciones, en esa experiencia que percibí en esa mañana. Lo pequeño, lo sencillo, lo que no llama mucho la atención. Como tengo la cabeza que tengo y la imaginación tan suelta que a veces no la puedo sujetar, paseé mi mirada por encima de las realidades y de los servicios que en esta casa se prestan y que se realizan desde la sencillez, elegancia y discreción, como esa ramita de flor ofrecida al Sagrario.

Son muchas las personas que nos ofrecen en el día a día su trabajo, aunque no llamen la atención, están ahí y gracias a ellas todo es eficaz, todo se realiza y todas las demandas son atendidas haciendo que el trabajo parroquial sea más llevadero y más esperanzador. Por un lado mencionar a la persona que todos los días abre la puerta de san Juan, y sin hacerse notar, hace que la luz entre en nuestra Iglesia, y que las puertas del templo se abran día tras día para dar los buenos días y acoger a todo aquel peregrino que llega, intentando que todo aquel que solicita una ayuda necesaria sea atendido con agrado, con sentido común, con prudencia y con mucho cariño.

Hay alguien que todos los días repasa el templo de la Parroquia de papeles, suciedad y desorden; vacía las papeleras y prepara los cuartos de baño con aseo y esmero. Otras personas preparan desperfectos, embellecen y acomodan nuevas reformas para el bien de todos. Otros intentan que el Sagrario tenga flores naturales, al menos todos los jueves durante la Exposición del Santísimo. Un grupo de mujeres semanalmente mantienen el templo limpio y bien perfumado. Otros riegan las plantas y retiran las flores secas.

Hay quien prepara el altar para la celebración: Misal y Leccionario, manteles y purificadores, canastilla, patena, cáliz , vinajeras y cajita de las llaves del Sagrario…todo preparado para la hora de la santa Misa.

» Leer Más ...

“Si miro al cielo allí estás tú, si miro al horizonte allí te encuentro” Salmo. La Contemplación es hoy en la Iglesia una tarea permanente y transversal. Es la Contemplación una búsqueda continua de nuestro ser y un remitir continuamente a la esencia de nuestra Creación: Dios y el ser humano.

En cualquier momento y ante cada circunstancia un día de retiro sienta bien. Todos necesitamos pararnos y reencontrarnos con el sentido profundo de nuestro yo. Al encontrarnos con nosotros mismos también nos encontramos con Dios, pues es a través de la conciencia, de nuestros sentimientos y pensamientos donde Dios se nos hace presente. “Hemos sido creados a su imagen y semejanza”, y en nosotros está Él. Por eso el tiempo que la Iglesia nos regala en el Adviento, o el tiempo de la Cuaresma y en la cincuentena Pascual son tiempos litúrgicos propicios para hacer un retiro espiritual. También es muy recomendable una vez al año apuntarse en una tanda de Ejercicios Espirituales, una semana o unos cuántos días, en donde la dinámica del silencio, de la meditación y de las celebraciones litúrgicas te van llevando a ese encuentro personal con Dios.

Existen muchas ofertas que desde las Parroquias, el Arciprestazgo y la Diócesis de Málaga presentamos año tras año a la gente de nuestras comunidades cristianas. Por un lado en los días de retiro parroquial, tanto en Adviento, como en Cuaresma, intentamos sacar un día de reflexión en el entorno axárquico de la naturaleza en Trayamar, paisaje de flora y de mar, en donde se consigue un contexto propicio para el encuentro con Dios; pasear, sentarse en algún rincón, centrar tu mirada en el Sagrario, buscar una silla cómoda y leer en clave de meditación la Palabra de Dios.

» Leer Más ...

«Anterior | 1 | 2 | 3 | ...| 13 | 14 | 15 |