En Noviembre BMW pondrá en el mercado su primer automóvil eléctrico y como no podía ser de otra manera la marca bávara no ha escatimado en investigación y desarrollo para poder dar un golpe sobre la mesa con un vehículo Premium que mejora en gran medida los datos de la competencia, tanto en tecnología como en autonomía, por un sobrecoste no tan elevado para lo que ofrece.

Uno de los principales problemas de los vehículos eléctricos es el sobrepeso añadido debido a las baterías lo cual va en detrimento de la autonomía. El i3 está construido con lo último en materiales ligeros, Aluminio en la mayor parte de la estructura, magnesio tras el salpicadero y como en los vehículos de competición todo el entorno de los pasajeros en fibra de carbono, ahorrando más 300 Kg con respecto a vehículos eléctricos similares como el Renault ZOE o el Nissan Leaf. Gracias a esto homologa 190 Km de autonomía, la cual llega hasta los 300 Km si se equipa un pequeño motor de gasolina de 34 CV que carga las baterías cuando estás están en niveles bajos, este extensor de autonomía no viene de serie.

Con la reducción de peso no solo se consiguen mejores valores de autonomía si no que se mejoran las prestaciones, además tiene un reparto de pesos perfecto, del 50% sobre cada eje, consiguiendo un comportamiento en carretera ideal. Equipa un motor eléctrico de 170 CV y 250 Nm que consigue que el i3 acelere de 0 a 100 Km/h en 7,2 segundos datos más propios de un deportivo.

La densidad energética de la batería que equipa es de las más altas del mercado, es decir a igualdad de peso con respecto a baterías de la competencia almacenan más energía. Tiene dos modos de carga, la carga lenta de 3 kW de potencia que carga las baterías en 6 horas en tomas caseras con un cargador que entrega BMW con la compra del vehículo, y la carga rápida de 50 kW que logra cargar el 80% de las baterías en 30 minutos. La garantía de las baterías es de 8 años o 100.000 Km.
Dispone de 3 modos de conducción, un modo “ECO PRO” donde se suavizan el uso del climatizador y el acelerador para obtener más autonomía, un modo más radical “ECO PRO+” donde en casos algo más urgentes de necesidad de ahorro se limita mucho más las aceleraciones y el climatizador sumando hasta 40 Km de autonomía, y por último un modo “Confort” donde se deja de lado el ahorro para disfrutar del vehículo en todo su esplendor.

Como es usual en los vehículos eléctricos el i3 equipa lo último en conectividad, toda la información del vehículo se puede consultar desde la pantalla táctil del salpicadero y desde nuestro Smartphone. A diferencia de sus competidores la aplicación de información de autonomía se calcula constantemente en tiempo real teniendo en cuenta multitud de factores como el tráfico, el tipo de vía en la ruta elegida, el modo de conducción, el uso del climatizador según la temperatura exterior etc. Además para que estos datos sean más precisos y rápidos los cálculos se hacen en los servidores de BMW a través de la conexión a internet 3G que equipa de serie.

Otra aplicación interesante de la que dispone es un sistema de navegación mixto que conjuga el transporte público con nuestro vehículo privado planificando rutas óptimas en tiempo y ahorro, buscando donde aparcar el vehículo teniendo en cuenta los puntos de carga públicos y como continuar en bus o metro. Por supuesto el i3 está pensado para su utilización en grandes ciudades.

El precio de venta en España es de 35.500 € que casualmente tras descontarle las ayudas gubernamentales de 5.500 € se queda con el precio redondo de 30.000 €. Es algo más caro que vehículos similares pero tiene una potencia y autonomía mayor además no hay que olvidar que estamos hablando de un vehículo Premium donde se cuida la calidad en todos los aspectos.

BMW ofrece un plan de financiación para el i3 con una entrada de 7.854€, 35 cuotas de 399 € al mes y una cuota final de 17.900 € con la posibilidad de sustituir esta última cuota por la devolución del vehículo o la compra de uno nuevo.

PROS:
-Vehículo construido con materiales ligeros más cercanos al mundo de la competición que al de la calle. Equipa lo último en baterías.
-Autonomía más que decente para su uso diario.
-Gran calidad de materiales en el habitáculo, confort de conducción y conectividad.

CONTRAS:
-Precio algo elevado con respecto a la competencia.
-Motor extensor de autonomía como extra, aún se desconoce su precio.
-El que equipe lo último en materiales de construcción y baterías puede hacer que la reparación de golpes y averías sean bastante caras.

Foto: www.motorpasion.com