Tiendologuia.com - Siempre es importante facilitar el diálogo de ciertos temas que quizás puedan resultar complicados con nuestros hijos, como puede ser el tema de la sexualidad. Es uno de estos temas que evitamos tratar por diversas cuestiones, pero es importante que, el hecho de no saber cómo tratar o dialogar este tema con nuestros hijos no influya y se busque la manera de hacerlo.

¿Por qué es importante hablar de la sexualidad con nuestros hijos?


Desde antes de los 14/15 años, nuestros hijos ya han empezado a sentir curiosidad por su cuerpo en general, pero también por las partes más íntimas de éste. Ante esta curiosidad, les surgirán muchas cuestiones que, en parte resolverán ellos solos, pero otras necesitarán de alguien que les ayude a resolverlas, y ¿quién mejor que sus padres para ello?

Es muy importante que este tema deje de ser tabú, que se hable con absoluta normalidad, y se trate con la delicadeza que sea necesaria. Porque muchas veces, estos adolescentes, en busca de las respuestas a esas preguntas, pueden encontrar respuestas equivocadas sin ellos percatarse de ello, y es aquí donde se encuentra el mayor peligro.

Podríamos entonces pensar en las posibles temáticas de las que debemos hablar con ellos, porque sabemos que pueden afectarles tanto física, emocional o en el bienestar de sus propias vidas, como por ejemplo:
Las consecuencias de mantener relaciones sexuales (embarazo, enfermedades de transmisión sexual). Cómo debo explicarle esto a mi hijo/a, qué palabras debo usar, cómo afrontar esto según la personalidad de mi hijo/a (tímido/a, extrovertido/a, rebelde, pasota…)

Cómo resolver las dudas que mis hijos me planteen

Posiblemente oculten lo que realmente desean preguntar con otras preguntas. Por lo tanto, sin importar qué tan sorprendentes puedan ser sus preguntas, los niños siempre necesitan respuestas francas y concretas.
Cómo empezar una conversación sobre este tema con mi hijo/a

La vida cotidiana nos brinda muchas oportunidades para hablar de la sexualidad. Al ver un programa de TV que muestra a un adolescente atravesando la pubertad o saliendo a una cita, una publicidad que alienta la aceptación del cuerpo o al encontrarnos con una vecina embarazada, podemos usar estas situaciones para iniciar conversaciones con nuestros hijos

Qué preguntas debo realizar y cómo hacerlas

Cuando les hablamos a nuestros hijos sobre sexo, es importante adaptar la conversación a su edad. Si un pequeño de cinco años pregunta: “¿qué significa dar a luz?” podemos responder: “es cuando un bebé sale de la barriga de la mamá”. Si uno de diez años pregunta lo mismo, nuestra respuesta debe ser más detallada.

Por último, resaltar la importancia que tiene que ambos padres sepan afrontar este tema, quizás para ello sería preferible una charla donde los padres deberán hablar entre ellos y preguntarse ¿Es importante hablar de sexualidad con nuestros hijos? ¿Por qué? ¿Debemos hablar de cualquier aspecto de la sexualidad? ¿Cuáles no? ¿Por qué?  ¿Cómo podemos tratar este tema/ hablar de este tema?