Tiendologuia.comEl último Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía aprobó el nuevo decreto de las enseñanzas de Educación Primaria en Andalucía, que regula la parte del currículo reservada a las comunidades autónomas por la Ley Orgánica para la Calidad y la Mejora Educativa (Lomce).

Esta nueva regulación establecerá una serie de cambios relacionados tanto con los contenidos como con las competencias. En este sentido, uno de los que más se ha hablado en los últimos meses será el establecimiento de un segundo idioma en toda la etapa de Primaria. Algo que, como explica la delegada de Educación, Cultura y Deporte en Córdoba, Manuela Gómez, se hará desde este curso 2016/2017 “para que se realice de forma equilibrada y sin perjuicios para los centros, el profesorado y el alumnado”.

De momento, la implantación de este nuevo programa se realizará sin un aumento de las plantillas, según ha denunciado el sindicato CCOO, que lamenta que la Consejería de Educación no aproveche esta ocasión para “recuperar las plantillas docentes que han sido recortadas durante estos pasados años en el sistema educativo público andaluz”. No se amplían plazas, por tanto, sino que se sustituyen unas por otras.

La consejera ha informado del calendario de implantación que continuará en el curso 2017/18 con la incorporación de los cursos de 4º y 6º y en el 2018/19 se prevé para 1º y 2º de Primaria. Por ello resulta interesante destacar que, después de haber introducido la L. E. Inglés en las etapas de Educación Infantil y Primaria, se hace necesario el hecho de seguir avanzando en esa misma línea, ampliándola con el aprendizaje de un segundo idioma, en este caso el francés.

Una de las razones que apoya a dicha idea es que, para que los ciudadanos europeos puedan serlo realmente, se ve como algo necesario un aprendizaje precoz de las lenguas desde los primeros años de vida, de modo que puedan crecer en la perspectiva de una sociedad multilingüe que prevea el aprendizaje permanente de las lenguas como parte integrante de un estilo de vida propiamente europeo. Por otra parte, es sabido por todos que, los niños más pequeños tienen mayor capacidad de aprender que los que están en edades más tardías, por esta razón, es muy conveniente empezar a estudiar una segunda lengua extranjera cuanto antes mejor. De hecho, la formación íntegra de nuestros alumnos/as pasa obligatoriamente, hoy día, por el aprendizaje de idiomas, y cuantos más, mejor.

En definitiva, debemos estar aún más pendientes de nuestros hijos, más cerca de ellos y por supuesto, siendo guía junto con la escuela de su educación. No todo el mundo tiene las mismas capacidades de aprendizaje y menos aún las mismas capacidades para aprender un idioma, pero esto no quiere decir que no seamos capaces, sino que cada uno de nosotros tiene que aprender a reconocer sus propias debilidades y fortalezas y buscar ayuda allí donde las necesite más. Es aquí donde el papel de los padres es muy importante, porque en la constancia es donde los chicos van a conseguir lo que pretendan y en esa constancia, en ese día a día, es donde os van a necesitar.