Tiendologuia.comDesde hace un tiempo a esta parte, tenemos un Club Natación Axarquía que va dando pasos de gigante sobre todo desde que cuenta con instalaciones acuáticas de primera magnitud en el municipio de Vélez-Málaga. Incluso ello hace que el Waterpolo Marbella haya instaurado su sede para los partidos de competición nacional tanto masculinos como femeninos en Torre del Mar.

Gracias al buen trabajo que realiza el Club Natación Axarquía, nuestra tierra aparece cada vez más en citas ya no sólo regionales, sino que también nacionales, una vez se alzan con títulos regionales. De hecho, en este mes de marzo, un grupo de estos se desplazaron nada menos que a Gijón a disputar los XXXVII Campeonatos de España de Invierno Infantil y el XXXIV Campeonato de España de Invierno Junior del 18 al 21 de marzo en las instalaciones del Club Natación Santa Olaya en piscina de 50m y 8 calles. Allí estuvieron los veleños entre los 731 nadadores inscritos, 424 infantiles y 307 júniors, pertenecientes a 190 entidades deportivas de toda España. Apenas ha sonado este hito y es que no somos conscientes de lo que supone estar ahí de horas de trabajo y constancia de los jóvenes nadadores y el sacrificio también de las familias, además de la implicación de un club no sólo a nivel competitivo, sino además facilitando el que muchos chavalines se familiaricen con el agua a lo largo del año con su Escuela de Natación. Vamos a centrarnos en la cita nacional, que merece que se destaque esta quincena en nuestro Deporte en TODO.

Tras unos 1000 kilómetros, atravesando España de punta a punta, allí en Gijón se presentaba la expedición axárquica con ganas de dejar el pabellón bien alto. Vayamos por momentos, detallando esta participación:

En la primera jornada, pese a sus buenas series, nuestras nadadoras se quedaron fueran de las finales. En categoría infantil, en los 100 libres, madrugó Cinta Pasión para ganar su serie sin clasificarse, terminando en el puesto 24 con 1:01.39, Andrea Navas en el puesto 32 con 1:02.14 y Paola González en el puesto 49 con 1:03.54. También participó Marina Acosta en los 400 estilos, acabando en el puesto 41 de España con 5:24-10.

En la segunda jornada del campeonato, estuvieron en liza tres infantiles, y una de ellas por partida doble, en el caso de Paola González que acababa en el puesto 39 en los 50 libres con 28.87 y en el puesto 17 en los 100 metros mariposa con 1:07.35.

Marina Acosta nadaba en los 200 metros braza, con un tiempo de 2:53.84, acabando en el puesto 27, cerrando la jornada axárquica en estos nacionales Andrea Navas quedaba en el puesto 21 en los 800 metros libres.

Espectacular sería la participación del club en pruebas por equipo. Así, en los 4x100 libres, Cinta Pasión, Paola González, Marina Acosta y Andrea Navas dejaban el crono en 4:10.22, ocupando la novena plaza final de España. Además, en la misma mañana, en los 200 libres, participaban Cinta Pasión que hacía el puesto 75 con 2:12.97 y Andrea Navas que acababa en la posición 90 con 2:14.52. Y también, se nadaban los 200 metros espalda, donde Marina Acosta con 2:32-82 quedaba en la posición 77, y Paula Fortes, con 2:37.20 en la posición 85.

En la última jornada, por la mañana debutaba en categoría júnior Lucía Soria que consiguió meterse en la final Junior con una marca de 2:25.76 en los 200 mariposa, y cerraba la mañana la participación de Marina Acosta en los 200 estilos en el puesto 29 de los participantes con 2:30.45. Antes, en los 400 libres, Andrea Navas hacía el puesto 25 con 4:38.52 y Cinta Pasión el puesto 45 con 4:43.71.

Para la tarde, aguardaba ver de nuevo nadar a Lucía Soria que rebajaba su tiempo de la mañana para dejarlo en 2:23.98, que le ha supuso ser décima de España en los 200 metros mariposa. Y como broche, las chicas del 4x100 estilos, con Andrea, Marina, Paola y Cinta, que lograron ser nada menos que octavas con 4:39.39.

Digno de orgullo para todos los veleños la participación de estas chicas en la cita nacional y a tanta distancia de sus hogares que con el trabajo de su entrenador, José Antonio Díaz, y el apoyo constante de las familias, han sido capaces de abrir un hueco en estas competiciones nacionales para nuestra natación. Una cita en la que ya el mero hecho de estar allí era un premio para el club y las participantes.

Y ojo que los chicos pegan también fuerte ya que en este mes de marzo, en el campeonato de Andalucía alevín de invierno celebrado en Córdoba, conseguían mínima para el nacional Fernando Zubeldia con su oro y Francisco Guzmán con su bronce, con marcas de 17:28.19 y 17:31.95), respectivamente en los 1500 metros libres, repitiendo en la última jornada Francisco Guzmán con otro bronce en los 200 metros estilos con 2:23.63.

Mientras tanto, en nuestras piscinas en este mismo mes, y llevamos años, se sufre por parte no sólo ya de estos campeones, sino de todos los usuarios, gestiones que no llegan a buen puerto para solucionar los problemas de la temperatura del agua de las duchas, y también a veces en la misma piscina en pleno invierno. Algo que ya parece eterno. Se habla de soluciones, hubo rueda de prensa por parte de la concejala del área al respecto, pero estas no llegan. Desde la Concejalía de Deportes se está reclamando a la empresa de mantenimiento su arreglo, se le amenaza con abrir un expediente sancionador,… se echan la culpa unos gobernantes a otros, ante la concesión de este trabajo a una empresa en la legislatura anterior de la que se dice no está preparada para ello... Pero mientras, las duchas son con agua fría, e incluso en ocasiones se encontraron que la temperatura en el vaso no es la adecuada, para estos deportistas pequeños y no tan pequeños, los propios usuarios del día a día y no digamos las graves consecuencias que tiene para personas mayores que la usan como terapia en sus vidas. Salir de la piscina y tener que irte a casa a ducharte porque las duchas no es que estén frías, sino que algunas veces está helada según nos cuentan los usuarios. Y así llevamos desde principios de año en Vélez y Torre del Mar, aunque en este caso se da menos pero entonces es el recinto el que no guarda la temperatura adecuada. Luego todos, a hacerse la foto con nuestros pequeños campeones. Es un malestar que existe en el entorno de las familias y nuestra función es también hacernos eco de ello. Vaya desde aquí nuestro aplauso a los campeones y a su vez la indignación y denuncia ante tal situación.