Tiendologuia.comLa rivalidad en el deporte es algo común, pero si nos referimos al fútbol, lo primero que se nos viene a todos a la cabeza es un partido entre el Real Madrid y el FC Barcelona. Rivalidad las haya dónde las haya la que mantienen ambos clubes desde tiempos inmemoriables.

En este 2017 aún no se han visto las caras, pero esto cambiará el próximo 23 de abril, cuando a las 20:45, hora española, se pare el mundo para ver a los dos grandes de nuestro país en un encuentro que puede cambiar radicalmente la historia de esta Liga.

Esta temporada será la segunda vez que se vean. La primera fue en el Camp Nou, en aquel choque que finalizó 1-1 con el gol de Ramos cuando los culés ya se veían con los tres puntos. El estadio Santiago Bernabéu será testigo de este partidazo, en el que el Real Madrid quiere vencer con contundencia tras el 0-4 cosechado la pasada temporada con Benítez y el Barcelona intentará dar un paso al frente en su camino a un nuevo título liguero.

Ambos conjuntos llegan muy parejos en la tabla, aunque el desgaste de la eliminatoria de cuartos de final de la Champions League puede pasar factura. Tanto Zidane cómo Luis Enrique deberán ingeniársela para sacar el máximo rendimiento de sus futbolistas tanto en la vuelta europea cómo en el clásico.

Otro duelo que todo el planeta quiere ver es el enémiso enfrentamiento entre Leo Messi y Cristiano Ronaldo. El argentino está aprovechando para escaparse en la lucha por el pichichi, mientras que el portugués tiene una nueva oportunidad para ser el héroe madridista, al igual que lo consiguió la pasada temporada en la victoria del Camp Nou.

Los focos de la prensa estarán en la defensa. En Gerard Piqué por sus continuos azotes al club madridista y en Sergio Ramos cómo defensor blanco de los ataques del catalán. La portería será otra zona bajo lupa, tanto por el rendimiento de Keylor Navas en este curso cómo por el riesgo que corre Ter Stegen en cada acción.

No hagas planes en la noche de ese domingo, porque si quieres al día siguiente estar al corriente de las conversaciones de todos los futboleros, no puedes perderte este clásico, que más que ninguno de los últimos años puede valer un campeonato, tanto por los puntos cómo por el golpe anímico y moral que puede desempeñar en el equipo perdedor.