Tiendologuia.comHola a todos. Mi nombre es Juan Antonio. Nací y vivo actualmente en Torre del Mar, tengo 36 años y trabajo como informático en una empresa. Además realizo proyectos webs y diseño como Freelance.

Ésta será mi nueva sección donde trataremos temas de Informática, TICS y Nuevas Tecnologías a un nivel medio para que todo el mundo pueda aclarar sus dudas y/u obtener nuevos conocimientos de una manera sencilla. Si queréis que tratemos algún tema específico no dudéis en pedirlo por las redes sociales.

A muchos de mis clientes, algunos de los cuales se han llegado a auto-tachar de “Analfabetos informáticos” les he tenido que explicar cosas muy técnicas con lenguaje de calle. Desde qué es un microprocesador o la memoria RAM de un pc, hasta en qué consiste un sistema Cloud (la famosa nube).

Pues bien, ayer mismo, y gracias a la pregunta de un cliente, elegí que éste sería mi primer tema a tratar como colaborador en Revista TODO: vamos a explicar en qué consiste un dominio y un alojamiento a la hora de tener, contratar o crear una página web (entiéndase un sitio web: sea corporativo, tienda online, blog, etc.).
Tiendologuia.com
El Dominio:

La Wikipedia lo define como:

Un dominio de Internet es un nombre único que identifica a un sitio web en Internet.

Es decir, un dominio es el nombre que le pondremos a nuestra web en internet para que, cuando lo escribamos en un navegador, podamos acceder a ese sitio en particular; por eso se llama también dirección web. Lógicamente esta es una explicación MUY básica ya que hay muchos más factores a tener en cuenta.

El dominio básico consta de dos partes: El nombre y la extensión las cuales van separadas entre sí por un punto (.)

Cojamos por ejemplo el dominio del buscador más usado en internet Google.com

La primera parte es el nombre de dominio, y la extensión, que va después del punto, es COM (a mí me gusta decirle a mis cliente de COMPAÑÍA o para fines COMERCIALES).

Las extensiones de un dominio pueden indicarnos muchas cosas y cada una tiene sus condiciones particulares, por ejemplo:

Las 4 extensiones más usadas son:
.com: A parte de ser la más usada en el mundo, suele estar destinada a fines comerciales.

.net: En un principio se creó para las empresas proveedoras de servicios de internet (ISPs) pero actualmente se usa para cualquier tipo de sitio web.

.org: Aunque no tiene restricciones de ningún tipo, se suelen usar para Organizaciones, asociaciones o grupos.

.info: Cada vez menos utilizado, en su día fue creado para hacer webs informativas o para el apartado de la documentación de tu web.

Hay extensiones que indican de qué país o zona es la web: .es España, .it Italia, .eu Europa, .us Estados Unidos… Cabe resaltar que en España, los dominios .es no pueden asociarse a empresas y deberán pertenecer a personas físicas siempre.

Existen dominios compuestos, como por ejemplo el dominio de Reino Unido: .co.uk. Actualmente se pueden encontrar y solicitarlos sin problemas. Otro ejemplo es el .com.es, que denota una empresa o web con fines comerciales dentro de España.

Se creo la extensión .gov específicamente para el gobierno de los países, por ejemplo, la web de la Casa Blanca en E.E.U.U. tiene esta extensión.

Antiguamente existían extensiones predefinidas, pero ahora, desde hace unos años, se pueden solicitar extensiones personalizadas, existiendo ya algunas como .hotel, .wiki, .gratis, etc.

Si quieres saber si un dominio está libre para su posterior adquisición podrás hacerlo en https://who.is/

Alojamientos:

Partamos de la base muy a grosso modo que un servidor de internet no es más que un ordenador común con algunas características y configuraciones específicas para que muestren sitios web cuando se acceda a él. Entonces podremos definir un alojamiento como “el trozo de disco duro que alquilas para albergar tu web a fin de que la gente la pueda ver a través de un navegador” o también dicho de otra forma es un ordenador especialmente diseñado para funcionar sin interrupciones con un software específico para las funciones que debe realizar (así lo distinguimos de un pc común). A tener este tipo de alojamiento se le llama Alojamiento (o Hosting) compartido ya que cada trozo de disco duro pertenece a una persona o empresa distinta.

Como he dicho esto es a grandes rasgos, y depende de más cosas que de momento no necesitamos saber, al no ser que profundicemos más en el tema.

Lógicamente el precio de ese alquiler de alojamiento, normalmente anual, dependerá de cómo sea el tamaño del trozo de disco duro, es más, podremos alquilar el disco duro entero para nosotros, y es a lo que se denominará un Servidor Dedicado, ya que el “ordenador” entero es solo para ti y no lo compartes con nadie.

Aparte del tamaño, en el precio influirá también si el disco duro es más o menos bueno (Disco Sólidos o Discos Duros), si el ordenador tiene más o menos gigas de RAM, si el microprocesador es mejor o peor, etc, etc,. Normalmente en este precio se incluye el mantenimiento del mismo así como las licencias de uso de los programas del server.

Lógicamente no necesitarás el mismo alojamiento para una web que sea un simple portfolio de fotografías donde muestras tu trabajo y/o tus servicios, un blog en el que escribirás diariamente o una tienda online con 10.000 productos.

Además en el tu alojamiento albergarás también los correos electrónicos de tu dominio, es decir, que si compras uno llamado midominio.com podrás crear direcciones de email como por ejemplo: info@midominio.com antonio@midominio.com etc.

El espacio de un servidor es limitado, y se distribuirá entre el tamaño de tus correos y el tamaño de la página web.

Hay que ser previsor a la hora de contratarlos, pero hoy en día con la cantidad de planes de precios/tamaños que ofrecen las compañías de alojamiento, no habría problema en ampliar estas capacidades.

Hay muchas empresas que se dedican a dar estos servicios y muchos factores a tener en cuenta, pero los precios normalmente son bastante parecidos entre sí. Solo hay que mirar y encontrar el que más nos convenga.

¿Te ha quedado claro? ¿Tienes alguna duda? ¡Pues pregúntame!