Tiendologuia.comUno de los gadgets que más extendidos están es el libro electrónico. Podemos encontrar multitud de fabricantes, casi todos los libros modernos tienen su versión electrónica. Pero por algún motivo, no terminan de despegar y reemplazar completamente a los libros tradicionales. En este artículo veremos algunas de las características más importantes, por si estamos interesados en hacernos con uno, que hagamos la mejor compra posible.

Hardware
Hablar de libros electrónicos es hablar de Amazon. Es hablar de Amazon Kindle. De hecho, mucha gente (entre las cuales me incluyo), se refieren al e-book como “Kindle” directamente. No en vano, casi la mitad de los dispositivos que hay circulando son Amazon Kindle. Sin embargo, hay algunos competidores bastante interesantes que merece la pena mencionar:

· Amazon Kindle. El e-book por excelencia, partimos de un precio muy asequible, con características interesantes y una amplia gama donde elegir. Los modelos actuales son: Kindle, ya que nos ofrece toda la funcionalidad táctil por un precio muy comedido; Paperwhite, añade sobre el modelo anterior retroiluminación para poder leer de noche; Voyage, que además de la retroiluminación incluye sensores para pasar de página; Oasis, mejora en la ergonomía y la calidad de los materiales.

De todos los mencionados, los más populares son los dos primeros por su relación calidad/precio. Además, si aceptamos un programa de publicidad en nuestro dispositivo, el precio se rebaja en 10€. Todos disponen de una capacidad de 4 GBytes, capaz de almacenar unos mil libros, y un tamaño de pantalla de 6 pulgadas.

· BQ Cervantes 3. La empresa española BQ ofrece un dispositivo de gran calidad y prestaciones por un precio más competitivo que los de Amazon. Dispone de luz para leer por la noche, una capacidad de 8 GBytes y una pantalla de 6” con la cuarta generación de tinta electrónica, similar al Paperwhite de Amazon.



· Kobo. La empresa canadiense Kobo, ofrece dos grandes series de e-books: El modelo Touch es el básico, muy similar al Kindle normal. Pero donde vienen los modelos interesantes es en la segunda gran serie Aura. Aquí podemos encontrar los modelos retroiluminados (Aura Edition 2), con resistencia al agua y pantalla de 6,8” (Aura H2O), o pantalla de grandes dimensiones 7,8” (Aura One).

No es común encontrar libros electrónicos de más de 6”, por lo que se agradece esta iniciativa. En cuanto precios, ligeramente más competitivos que los de Amazon, ofreciendo 4 GBytes de almacenamiento, salvo el modelo One, que ofrece 8 GBytes.

Software y Formatos
Como no podía ser menos, en el mundo de los libros electrónicos no hay unanimidad para el formato del fichero a utilizar. Los más importantes son los siguientes:

· MOBI. Formato de los lectores de la marca Amazon. Se ofrecen de forma gratuita aplicaciones para leerlos en tabletas y móviles. Normalmente los Kindle sólo soportan este formato, por lo que, si queremos importar otro formato, habrá que convertirlo. Por norma general, los demás lectores soportan MOBI sin problemas.

· ePUB. Uno de los más populares en Internet, podemos encontrar casi todo disponible en este formato.

¿Significa esto que si he comprado un libro en una tienda en formato EPUB no lo puedo leer con mi Kindle? ¡Por supuesto! A pesar de que Amazon sólo permite utilizar su formato MOBI, hay muchas formas de convertirlo.

Pero si hay un software que está por encima de todos, un claro vencedor en este segmento, ese es Calibre. Un proyecto completamente Open Source (código abierto) y totalmente gratuito que nos permitirá entre otras cosas:

- Gestionar nuestra biblioteca. Simplemente tenemos que añadir los libros de los que dispongamos, con independencia del formato. El programa se encarga de obtener todo tipo de metadatos, imágenes de portada. De esta forma decimos adiós a esas carpetas con 1000 libros que no podemos ni ordenar.

- Conversión de formatos. Aquí es transparente: al añadir un libro, se añade. Sin importar el formato de origen, ni el formato de destino. Poco importa que tengamos un Kindle, un BQ, un Kobo: lo detecta automáticamente y convierte el libro al formato adecuado para nuestro lector.

- Lector.
En caso que seamos un poco masoquistas y queramos leer el libro en nuestro ordenador, también tenemos esta opción. Suele ser bastante útil para ver el libro en un formato determinado.

- Obtener libros.
En caso que no tengamos ningún libro electrónico, se nos ofrece la posibilidad de obtenerlos de forma legal de alguna de las múltiples fuentes que hay en Internet.

Libros
Aquí vamos a tratar uno de los puntos más polémicos: Todo esto está muy bien, tengo un hardware perfecto para mis libros, un software genial para ordenar mi colección, ¿pero de dónde narices saco los libros? La primera respuesta es la fácil y la ilegal: descargarlos de páginas dudosas con el consecuente riesgo de virus, ventanas emergentes y chicas en tu zona que quieren conocerte.

En internet hay muchos más sitios de donde obtener libros de forma gratuita sin tener que recurrir a las descargas ilegales. Pasamos a ver un pequeño listado de sitios donde conseguir material sin preocupaciones:

· Amazon. Espera, pero ¿Amazon no es la que gana dinero vendiendo libros? ¡Exactamente! Pero tienen un catálogo de libros gratuitos bastante amplio. Obviamente no nos ofrecerán las últimas novedades literarias, pero merece la pena echar un vistazo y descubrir nuevos autores.

· Proyecto Gutenberg. Dado que la gran mayoría de las obras clásicas están ya exentas de Derechos de Autor, se pueden descargar gratuitamente. En Europa, pasados 70 años desde la muerte del autor, las obras pasan a dominio público. Esta web, se encarga de recopilar todos estos libros para nosotros. Tienen ya más de 50.000 ejemplares en distintos idiomas.

· Biblioteca Nacional. Nuestra querida Biblioteca Nacional dispone de una sección online en la cual podemos encontrar todo tipo de material digitalizado. No sólo libros, si no también mapas, grabados, pliegos, etc. Toda una joya para los amantes de la historia.

Por supuesto, siempre podemos tirar de tarjeta de crédito y obtener las últimas novedades. Para esto, solo tenemos que ir a Amazon, Google Play, La Casa del Libro, FNAC, etc. Cualquier distribuidor grande que se precie ofrecerá sus contenidos en formato digital. Sin embargo, normalmente tienen un precio similar al de sus homólogos de papel, por lo que hay gente que prefiere aún gastarse el dinero en una copia física en lugar de una copia “virtual”.