La selección española que deslumbró al mundo entre 2008 y 2012 ha perdido a los grandes artífices de aquellos maravillosos años. La Roja ya no se agarra a que Casillas salve con una parada milagrosa, Xavi de ese último pase o Villa meta esa oportunidad que parecía imposible de que terminase en gol, pero viendo los futbolistas que vienen, España puede creer en volver a ver pronto un título en las vitrinas de la selección.
El Europeo Sub21 dejó prueba de ello. A pesar de que España no pudo alzar el trofeo, la competición sirvió para realzar el valor de algunos jugadores que ya habíamos visto durante la temporada. Un repaso línea por línea hará ver mejor el futuro de nuestra selección.

La portería está en buenas manos. Actualmente es David De Gea el guardameta titular de la selección, y si observas su rendimiento, el portero del Manchester United tiene asegurada su continuidad. Además, en el banquillo esperan otros dos porteros con futuro: Sergio Rico, que es el favorito de Lopetegui en ese segundo lugar, y Kepa Arrizabalaga, el cuál ha demostrado que a pesar de su juventud llega pisando fuerte.
En la línea defensiva, los hombres llamados a ocupar la barrera de la selección son los siguientes. En el lateral derecho, si sigue al mismo nivel que ahora, Dani Carvajal tiene el sitio asegurado, aunque no puede confiarse demasiado ya que Bellerín viene con ganas de triunfar. En el otro lateral, Gayá tiene todas las papeletas de ocupar el sitio que deje Jordi Alba cuando éste cumpla unos años más. En el centro de la defensa: Nacho Fernández, Jorge Meré y Jesús Vallejo se disputarán los dos puestos del once inicial.

El centro del campo está plagado de grandes talentos. A pesar de haber contado estos años con los mejores centrocampistas de nuestra historia, lo que viene por detrás no es poco. Aunque no todos podrán ser titulares, hay una enorme lista de futbolistas de calidad que buscarán el dominio de la pelota: Ceballos, Asensio, Thiago, Saúl, Koke, Llorente, Isco, etc... Hombres que ya están maravillando en sus clubes y prometen dar mucho que hablar.

En la delantera, Álvaro Morata se postula cómo el heredero de Fernando Torres o Raúl González. El jugador ya está con el puesto casi hecho en la actual selección, y si rinde a un buen nivel, el futuro se le antoja suyo. Además, futbolistas cómo Sandro Ramírez, Gerard Deulofeu o Iñaki Williams buscarán sus minutos en la futura selección. Ojalá que ninguno se quede por el camino y nos vuelvan a hacer creer con un posible segundo Mundial o una cuarta Eurocopa.