Este próximo lunes día 17 se pone en marcha una nueva temporada, la 2017/18, para el Vélez CF. El club decano de la provincia, que cumple ya su 95º aniversario, comienza la pretemporada con nuevas ilusiones, nueva plantilla, gran parte de ella que vuelve de la mano del que fue técnico hace dos campañas, Lucas Cazorla. Una noticia que sorprendió un tanto después de que este fuese cesado en su anterior época en el club. Se le da otra oportunidad y a él nos deberemos. El técnico malagueño de 54 años llega procedente del CD Zenit de Torremolinos para vivir esta segunda etapa al frente del equipo veleño con una dilatada experiencia como entrenador en clubes como Unión Estepona CF, UD San Pedro, CD Ronda, Llanelli Town AFC (Gales), CP Ejido y Écija Balompié entre otros. Además, fue jugador de equipos tales como Granada CF, Club Atlético Marbella, Mérida Unión Deportiva, Unión Estepona CF, UD San Pedro y CD Malaga.

Se está preparando además una gran infraestructura alrededor del primer equipo con la aparición de un filial, Vélez CF B, como nexo de unión del primer equipo y el juvenil que tan buena temporada realizara la pasada campaña que volverá a tener a Salva Reina como entrenador. Así lo anunció a finales del mes de junio de forma oficial el Vélez Club de Fútbol con un filial que militará durante la temporada 2017/18 en Tercera Andaluza Sénior. De esta manera el primer equipo podrá disponer de jugadores de las dos plantillas inferiores con la aparición de este equipo filial donde dar una mayor continuidad a los juveniles que afrontan sus primeros años de categoría adulta, así como a los jóvenes valores de la zona, para que tengan la oportunidad de formar parte del Vélez CF en un futuro cercano. Al frente de este proyecto del filial estará Sebastián Daniel Álvarez como entrenador, junto con su hermano Alberto Álvarez en la función de preparador físico, que actuarán de forma conjunta y coordinada con los demás técnicos del club y la dirección deportiva.



En cuanto a la primera plantilla, suenan nombres que lo hicieron bien en su tiempo en el equipo como Lasly, García Márquez, la continuidad de los Damián, Dani “Chiate” González, Emilio Guerra, Arturo, Cazorla,… y como cada verano, las miras están puestas en realizar una gran temporada en uno de los grupo IX de la tercera división que más competitivos que se recuerden en los últimos años; no subió nadie y bajaron muchos lo que lleva a tener este año un total de 22 equipos el grupo, si no hay reestructuraciones de última hora, antes de que se publique el calendario definitivo a finales de mes. Los rivales del Vélez CF serán esta temporada los siguientes: C.D.E. Melistar, C.D. Rincón, C.D. Huétor Vega, C.D. El Palo, Juventud Torremolinos, U.D. San Pedro, Villacarrillo C.F., U.D. Maracena, C.D. Huétor Tájar, U.D. Almería B, Atlético Mancha Real, Motril C.F., Linares Deportivo, UDC Torredonjimeno, Atlético Malagueño, Real Jaén C.F., Antequera C.F., Guadix C.F., Loja C.D., Martos C.D. y Atarfe Industrial.



Antes de iniciarse la temporada, se convocaba una Asamblea de socios para poner al día el estado de cuentas donde sí se puede sacar pecho una vez acabada la campaña pasada que en cuento a lo deportivo es mejor olvidar. Allí acudí como un socio más, aunque no sé si habrá hoy por hoy listado como aquella libretilla infalible del recordado Enrique Atencia, con un gran número de nombres, a los que me sumó en su día mi padre para que nunca faltara en el apoyo de nuestro Vélez, porque en los últimos años ni te piden el nombre a cambio de tu carnet de socio.
Para empezar, el gozo en un pozo. Y es que decir Asamblea es quedarte con las ganas siempre de que exista ese respaldo de gente que se interese por el equipo de su ciudad con ganas de verlo algún día grande. Un año más los socios nos contábamos con los dedos de una mano y casi sobraban la mayoría de sus dedos, como se ve en la fotografía. Ante la falta de la referida y anhelada masa social entorno al club, no queda otra que agradecer a los que dedican su tiempo y dinero para seguir haciendo historia de un club ya casi centenario. Tiempo y dinero porque así lo hacen como mostraron en sus palabras los integrantes de la mesa presidencial, con un balance más que positivo en el tema económico que ayuda a olvidar un tanto el desastre deportivo del equipo este año, como se reconoció también desde la dirección deportiva. Lo cierto es que esta directiva, desde la humildad y a base de trabajo ha sabido sacar los ingresos suficientes para saldar la deuda contraída por el club en directivas anteriores, como no dudaron en explicar. En apenas tres años, la directiva encabezada por Francis Rodríguez “Ayala”, ha sabido sobreponerse a momentos muy complicados, como aseguró en sus palabras, con el fin de que el club no desapareciese. Pieza importante fue sin duda sumar a Alejandro Kommans, de Apartamentos Turísticos Terrasol, como miembro de la directiva que se involucró de tal manera que puso de su bolsillo lo suficiente para adelantar el dinero necesario para hacer frente a grandes pagos por encima de los 40.000 euros. Esa persona con solvencia económica que siempre se echaba en falta en los últimos años y que arriesgara en favor del equipo junto al presidente.

No son tiempos de sueldos como los que se pagaban en los tiempos de Paco Medina, cuando la industria del ladrillo tiraba del club, con deudas que quedaron al comienzo de esta década en el periodo de Carlos Lucena, según comentó el responsable económico del club, Samuel Catalán Matamoros, de 80.300 euros, a los que se sumaron los 14.000 que quedaron de la época de Emilio Melgares como presidente. Cantidades que se negociaron con jugadores, otros que pasaron por los juzgados con los consiguientes gastos, que llevaron la deuda hasta un montante de 108.300 euros. Se está pendiente de cobrar parte de la publicidad del año pasado y la subvención municipal ya aprobada. Con todo ello, los gastos ascienden por encima de los 140 mil euros, la mitad de ello se va en sueldos en la plantilla y el equipo técnico, que con los ingresos y lo que resta por llegar se va a superar con creces. Para la temporada que viene se baraja un presupuesto de una cuantía similar a la de este año, confiando además en que esta temporada se hacen de la regencia del bar del Vivar Téllez, que rota como saben en principio por los clubes que usan la instalación. Es decir, que a este Vélez, parece que, como titulamos, al fin al Vélez CF le salen las cuentas y la palabra deuda quedará de momento en el olvido. Para ello hace falta un respaldo de todos y pronto comenzará la campaña de abonados y pegarán en las puertas del saturado comercio veleño en busca del apoyo necesario.



Por lo tanto, pintan bien las cosas económicamente para el Vélez a la espera de que la gente responda mucho más de lo que se ha podido ver en esta asamblea del pasado 3 de julio. Todo dependerá finalmente de si la bola entra o no entra, como siempre. Y es que la afición en Vélez se suma si los resultados son buenos,… y no siempre. La directiva lo sabe y por ello el propio director deportivo, Francis Gómez Villarrubia, reconoció el mal sabor de boca que dejó la campaña pasada en todos. Por ello, vaya desde aquí nuestro apoyo. Ya pronto saldrán los carnets de abonado y buscaré un año más el mío. A qué esperas. Pon tu granito de arena a favor de nuestro Vélez. Con tantos filiales y clubes históricos en el grupo, este año la tercera división en su grupo IX promete espectáculo. ¿Te lo vas a perder?