Hasta el próximo 3 de junio puede visitarse la exposición “La cabra montés, de Maro a Cerro Gordo” instalada en el hall del Centro Cultural Villa de Nerja.   La muestra, del fotógrafo José Antonio Montilla, busca llamar la atención ante un gran problema, como es la caza furtiva. “La población de machos se está extinguiendo a causa de los furtivos, de tal forma que actualmente, el 80% de los machos fotografiados que aquí expongo han desaparecido por culpa de los que codician su cornamenta”, explicaba Montilla.   José Antonio es un aficionado a la fotografía y desde muy temprana edad, con 14 años, empezó a trabajar. Sus primeros sueldos los destinó a pagarse un curso en esta materia y se montó su propio laboratorio de revelado.